Sexto encuentro: “LA PULSION, UNA PARTICULARIDAD DEL SER HUMANO. Cap I.- De lo Somático a lo Psíquico"

Presentación realizada en SEMINARIO: "Los Cuatro Conceptos Fundamentales de Lacan, en Freud". Año 2012.

En el texto “Pulsiones y Destino de Pulsión” de 1914, Freud intenta entender el concepto de pulsión desde distintos aspectos. 

Primero, hace referencia al modelo fisiológico, desde el cual distingue los estímulos externos de los internos. Estos últimos serían una fuerza constante, frente a la cual es imposible escapar y para lograr su satisfacción se necesitaría de una transformación de su fuente. El ejemplo más evidente es el hambre. Lo relevante de esta distinción es que permite al ser vivo encontrar un punto de apoyo para diferenciar el exterior del interior y le ayuda a realizar sus primeras orientaciones en el mundo.  

Posteriormente, se refiere al modelo biológico, en el cual el sistema nervioso tendría la función de reducir al máximo los estímulos que recibe, de suprimirlos, hasta quedar libre de ellos. Toda esta actividad estaría regulada por sensaciones de placer/displacer, que dependerían del aumento y disminución de la estimulación.

Este modelo biológico produciría ciertas complicaciones en relación al esquema anterior, ya que no es simple deshacerse de los estímulos internos, en tanto no son completamente eliminables. 

Esta dificultad es fundamental para entender el concepto de "pulsión", ya que al no lograr deshacerse por completo de estos estímulos, el sistema nervioso debe realizar complejas modificaciones en el mundo exterior y verse sometido a elevadas exigencias para lograr su satisfacción. Aún así, ésta será imposible de lograr.

A partir de este esquema biológico de la vida anímica, Freud ubicará a la pulsión entre lo psíquico y lo somático. Para entender este concepto hay que pensar en una fuerza interna que "pulsa", de la cual el sistema nervioso quiere desprenderse, pero no puede. Por este motivo, debe realizar diversas acciones para "convivir" con ella. 

Freud entiende que este proceso está relacionado con un trabajo evolutivo que ha llevado a un desarrollo particular del sistema nervioso. En algún momento se modificó la sustancia viva y surgieron representantes psíquicos de estímulos que proceden del interior del cuerpo, que "arriban al alma", dice. La vida psíquica sería producto de la “magnitud de una exigencia de trabajo que se le impone a consecuencia de su conexión con lo somático”

Si bien estos estímulos internos pueden ser calificados de diversas maneras, sus efectos están más vinculados a la magnitud de la excitación, a las cantidades de energía. Para clasificarlos habría que reducirlos a su mínima expresión, de manera de ubicar solo los primitivos, que en este momento de la teoría freudiana serían los del yo (conservación) y los sexuales.

Viene de: "LA DOLOROSA AVENTURA INFANTIL
                Cap IV.- Prohibición del Incesto, una labor no siempre bien lograda"
Continúa en: “LA PULSION, UNA PARTICULARIDAD DEL SER HUMANO 
                      Cap II.- La pulsión y sus características"
   

Comentarios

SEGUIR A PSICOLOGA XIMENA ARRAU