Primer Encuentro: "¿QUE ES HACER CONSCIENTE LO INCONSCIENTE?". Cap I.- Introducción


"Esta importancia que a lo inconsciente concedemos en la vida psíquica del hombre ha sido lo que ha hecho surgir contra el psicoanálisis las más encarnizadas criticas. (....). 
En el transcurso de los siglos ha infligido la ciencia a la autoestima de los hombres dos graves mortificaciones. 
La primera fue cuando se demostró que la Tierra, lejos de ser el centro del universo, no constituía sino una parte insignificante del sistema cósmico, cuya magnitud apenas podemos representarnos. (...). 
La segunda mortificación fue infligida a la Humanidad por la investigación biológica, la cual ha reducido a su más mínima expresión las pretensiones del hombre a un puesto privilegiado en el orden de la creación, estableciendo su ascendencia zoológica y demostrando la indestructibilidad de su naturaleza animal. (....). 
Pero todavía espera a la megalomanía humana una tercera y más grave mortificación, cuando la investigación psicológica moderna consiga su propósito de demostrar al yo que ni siquiera es dueño y señor en su propia casa, sino que se halla reducido a contentarse con escasas y fragmentarias informaciones sobre lo que sucede fuera de su conciencia en su vida psíquica. 
Los psicoanalistas no son ni los primeros ni los únicos que han lanzado esta llamada a la modestia y al recogimiento. (....). 
De aquí la resistencia general que se alza contra nuestra disciplina (....). 
Mas a pesar de todo esto, aun nos hemos visto obligados, como no tardareis en saber, a perturbar todavía mas y en una forma distinta la tranquilidad del mundo." 

Empiezo este seminario con una parte de la cita que Freud hace al final de su conferencia sobre “La Fijación al Trauma. Lo Inconsciente”, con el fin de contextualizar la teoría psicoanalítica. 

Freud hace una analogía entre estos tres estados de la historia que apuntan a derribar aquel mito humano que se relaciona con ubicarse en un lugar de primacía en relación al resto, de centro del universo, de superioridad respecto a otras especies del planeta o bien, de sentirse amo y señor de sí mismo. 

Freud, en el libro “El Malestar en la Cultura menciona que hay tres fuentes de sufrimiento humano: el dominio de la Naturaleza, lo perecedero del cuerpo y la dificultad para regular las relaciones. En las tres, se pone en juego el tema de lo limitado del ser humano y la fragilidad del control frente a la vida. 


Contexto Histórico: 1915 a 1917. Tiempos en que Freud dictó estas Conferencias.

Hacia 1905, Freud había formulado las ideas básicas del psicoanálisis y sus primeras publicaciones empezaron a atraer la atención del público de principios de siglo. En 1907 Karl Abraham fundó la Asociación Freudiana que posteriormente se transformó en la Sociedad Psicoanalítica de Berlín, el más organizado y estructurado de los primeros centros de formación. Entre 1911 y 1915, Freud publicó seis trabajos que definieron lo que se ha llamado el método psicoanalítico “clásico”.

En 1914 se declaró la Primera Guerra Mundial. Es importante considerar el trasfondo histórico y cultural que tuvo la guerra y la "imaginería de batalla" que dominó en la opinión que Freud tenía sobre sí mismo y sobre el movimiento psicoanalítico. Las creencias y actitudes que impregnaron la conciencia de los europeos en los años previos a la Primera Guerra Mundial, ejercieron una influencia considerable sobre el pensamiento de Freud: fueron épocas de rivalidades nacionales intensas y crisis internacionales, que amenazaban con provocar un conflicto de alcance mundial. En esos momentos, Freud adoptó una postura de confrontación que produjo que sus logros creativos quedaran distorsionados por pensar que quienes no aceptaban sus ideas por completo eran sus enemigos: tenía que ganar y derrotar a sus adversarios, misión que resultó ser más importante que incorporar nuevas ideas y prácticas a un campo en expansión y crecimiento.  

Al inicio de la guerra hubo un momento de parálisis en Freud, que luego fue superado al ratificar los hallazgos del psicoanálisis con las interpretaciones que él hacía de la guerra. Mientras el resto del mundo se sumía en un caos destructor, él regresaba a la elaboración de teorías abstractas e iniciaba un proyecto para escribir un libro sobre metapsicología psicoanalítica. Trabajó en doce ensayos y publicó cinco, que escribió en un arrebato de actividad en 1915, entre los cuales se encontraba el texto llamado “Lo Inconsciente”.  

A lo largo de los años de guerra, pronunciaba conferencias los sábados en la tarde en la Universidad de Viena, intentando acercar sus ideas psicoanalíticas a un público más amplio. Estas conferencias fueron la base de “Lecciones Introductorias al Psicoanálisis”, que se publicaron entre 1916 y 1917 y que resultaron ser una de sus obras más famosas (a excepción de “Psicopatología de la Vida Cotidiana”). Curiosamente en toda la obra de Freud escrita en estos años se hace escasa mención a la guerra, ni siquiera en su texto "Duelo y Melancolía", que tendría cierta relación con el tema.

Muchas de las personas que vivieron la Gran Guerra, la experimentaron como un acontecimiento irracional, de modo que el mundo de la postguerra se empezó a abrir a nuevas formas de literatura, arte y sistemas de pensamiento. De esta manera, el psicoanálisis y su atención a los procesos inconscientes encontraron un público más receptivo. 

En la época pre-bélica, las enfermedades mentales se consideraban una degeneración hereditaria, pero después de la guerra resultó más aceptable creer que lo considerado "anormal" podía descubrirse en la mente. Así, el "reino" del psicoanálisis empezó a ocupar un terreno mayor en este nuevo mundo: 
la Gran Guerra provocó una epidemia de enfermedades mentales denominadas “neurosis de guerra” o “psicosis de guerra” con la cual la psiquiatría y el psicoanálisis trabajaron con un gran número de hombres gravemente enfermos, cuyos trastornos se asemejaban a los histéricos que Freud había tratado en la década de 1890, a partir de los cuales había desarrollado el psicoanálisis. Como las autoridades militares y sanitarias no sabían cómo tratarlos, el psicoanálisis tuvo la oportunidad de demostrar el valor de sus teorías y métodos terapéuticos.

Continúa en: "¿QUE ES HACER CONSCIENTE LO INCONSCIENTE?".

Comentarios

SEGUIR A PSICOLOGA XIMENA ARRAU