Segundo Encuentro: “COMPULSION A REPETIR, UNA MANERA ESPECIAL DE RECORDAR. Cap I.- Olvido, Acto, Repetición"


“Con la nueva técnica el psicoanálisis se hace mas complicado y trabajoso. El analizado no recuerda nada de lo olvidado o reprimido, sino que lo vive de nuevo, no lo reproduce como recuerdo sino como acto, lo repite sin saber que lo repite. Cuando se comunica la regla fundamental, esperando oír un torrente de confesiones, no se le ocurre que decir, calla y afirma que no se le ocurre nada”. 

Refiero esta cita del texto de Freud “Recordar, Repetir, Elaborar”, escrito en 1914, para dar inicio al estudio de algunos aspectos particulares del proceso analítico, que tienen que ver con el olvido, la reproducción en acto y la repetición.

Freud manifiesta que en el proceso de análisis muchas veces se encuentra con un tope en las asociaciones del paciente, con una detención de la cura. A esto llama resistenciaDice Freud, “El paciente extrae del arsenal del pasado, armas con las cuales se defiende contra la continuación de la cura, que hay que ir despejando poco a poco”. 

Freud utiliza la interpretación para comunicar estas resistencias ignoradas por el paciente, una vez que logra vencerlas, el sujeto empieza a relatar situaciones y relaciones olvidadas. Sin embargo, la revelación de las resistencias no implica que exista una desaparición inmediata de éstas y de los síntomas, hay que darle tiempo para ahondar, elaborarlas y dominarlas. Dice Freud: “El analista debe esperar y dejar desarrollar el proceso. Esta es una penosa labor para el analizado y una prueba para la paciencia del analista."

¿Cómo se comunican las resistencias a un paciente si, en general, al hacerlo, el paciente se pone más aún a la defensiva? 

Como es de suma importancia en el análisis que el paciente hable, es posible indagar por otros lugares que sean menos directos y amenazantes para él. Se puede hablar de otros temas o de cosas triviales, desde las cuales posiblemente llegará a lo mismo, pero desde otro lugar. También se puede preguntar directamente si en general le es difícil hablar de sus cosas y los motivos por los que presenta estas dificultades, o bien explicarle que el analista no lo conoce y que sería necesario que el paciente pudiera contarle más de sí mismo y de su historia. Tal como decía Freud: «Antes que yo pueda indicarle nada, tengo que saber mucho sobre usted. Le ruego, por tanto, que me cuente lo que usted sepa de sí mismo.»

Aún buscando todas las posibilidades para invitar a que el paciente pueda decir algo de sí mismo, existen momentos en que estas resistencias son tan intensas que el paciente no puede recordar y en ocasiones, el recuerdo queda sustituido por una acción. Freud llama a esta acción “agieren”, palabra que en ingles ha sido traducida por “acting out”. Manifiesta que este acto esta vinculado a una repetición de escenas infantiles reprimidas que el paciente no logra poner en palabras. Dice Freud: “se repite todo lo incorporado al ser del paciente, partiendo de las fuentes de lo reprimido, ya sea inhibiciones, tendencias inutilizadas y rasgos patológicos."

En este texto en particular, el tema de la repetición esta vinculado principalmente al contexto del psicoanálisis y a la dirección que va tomando el tratamiento, debido a lo cual se plantea una estrecha relación entre resistencia, repetición y transferencia. Es importante considerar que la repetición  también se relaciona con la persistencia de los síntomas que transportan viejas repeticiones y que producen el retorno de lo reprimido, tales como los rituales, los síntomas conversivos, el "hacerse pegar", los sueños repetitivos y pesadillas, entre otros.  

Además el acto de repetir es frecuente en la vida cotidiana, incluso muchas veces es motivo de consulta de los pacientes. Hay personas que tienen la impresión de que un mal destino las persigue, que tienen mala suerte y que en sus relaciones personales siempre se encuentran con ingratitudes, traiciones, fracasos amorosos, que producen sufrimiento y malestar. 

De esta manera, se puede considerar el acto de repetir como parte constitutiva del ser humano. Este hecho implica que se trata de un aspecto fundamental de todo tratamiento analítico, tanto en relación al propio paciente como en la transferencia con el analista. 

Viene de: Primer encuentro “¿QUE ES HACER CONSCIENTE LO INCONSCIENTE?”

Continúa en: "COMPULSION A REPETIR, UNA MANERA ESPECIAL DE RECORDAR 
                      Cap II.- ¿Qué es un Acto en Psicoanálisis?"

Comentarios

SEGUIR A PSICOLOGA XIMENA ARRAU